La rebelión

por E.S.

Mi nombre es Erasly Walls, tengo 20 años y vivo con mi hermanita Nora en una casa a las afueras de Criptonis, en mi planeta natal, Primasol. Mi vida no siempre fue color rosa, viví en una lucha diaria gracias al Gobierno de ese tiempo.

Todo comenzó cuando cumplí 16 años y empecé a tener uso de razón. En ese momento me di cuenta de que el nuevo dictador, Bashtaler Cavanough, y su gobierno estaban cegando a todas las personas que conocía,  a todos los que me criaron después de la muerte de mis padres, a mis amigos y familiares, A TODOS. El gobierno nos prometía todo lo que necesitábamos nosotros, la gente pobre de Primasol, pero no nos daban nada, en cambio nos hacían más daño. Esto me llenó de valor y decidí crear un grupo revolucionario contra el gobierno. Muchos de mis amigos del colegio se unieron y también algunas personas de afuera  que tenían esa esperanza de cambiar el destino de Primasol.

Resultado de imagen para rebelion

El 29 de junio del siguiente año dimos nuestro primer ataque. Nos preparamos tan bien, teníamos todo, pero nunca nos imaginamos que podía pasar lo que pasó después. Eran las 4:oo AM , llegamos al “Palacio de Gobierno” en carros voladores con ventanas negras y al instante comenzamos el ataque. Habíamos empezado una rebelión, mucha, muchísima gente se nos unió. Algunos tenían brazos muy largos y fuertes que nos ayudaban a lanzar piedras al edificio, otros eran muy altos, otros tenían ojos especiales y otros no tenían ninguna cualidad especial pero todos estaban llenos de valor y fuerza. Luchamos y luchamos pero fue imposible vencerlos en una noche así que decidimos hacer un nuevo ataque.

Hicimos el segundo ataque una semana después. Aunque solo había pasado una semana desde el primer ataque, las personas ya nos conocían así que esta vez más gente se nos unió, incluyendo niños y adultos mayores que dejaron de lado el miedo para luchar por lo que querían. Entre los niños había una niña de unos nueve años muy parecida a mí, tal vez demasiado. Al parecer no sólo la gente se había enterado de nuestra existencia sino también Bashtaler y su gobierno anti-felicidad. Comenzamos a tirar rocas y palos sin percatarnos de que los soldados estaban atrás y empezaban a disparar y a matar a la gente con sus armas electromagnéticas.Resultado de imagen para secuestro animado Sin embargo, la gente seguía luchando y luchando. Finalmente dejaron de disparar pero en cambio, secuestraron a todos los niños, incluyendo a la niña que tanto se parecía a mí. Nadie sabía que hacer así que solo lanzaban piedras o pateaban a los agentes para que no se lleven a los niños. Luego de un tiempo ya no pudimos hacer nada, se habían llevado a todos y a cada uno de los niños. En ese momento me sentí tan impotente y culpable, que lo único que hice fue llorar.

Al día siguiente, todos estábamos tristes y desanimados. Colgamos banderas con las caritas inocentes de esas almas calladas pero fuertes que los soldados nos arrebataron de las manos. A mí me tocó colgar la bandera de la niña  que con la que tanto me identificaba y de otros 5 niños más, todos muy tiernos. En la bandera de esa niñita pude leer su nombre, Nora. De repente sentí un dolor muy fuerte en el estómago, como si me hubieran metido un cuchillo.

Resultado de imagen para fotos de familia de dos hijas

Esa tarde, después de haber colgado todas las banderas, me dirigí a mi casa, aún con el dolor en el estómago. Al llegar me saqué los zapatos, me lavé la cara y me recogí el cabello. Luego saqué una cajita de madera que contenía los recuerdos de mi infancia y la abrí. En la caja encontré una foto de mi familia, fue tomada unos 3 meses antes de que mis padres hayan tenido ese horrible accidente que los dejó sin vida. En la foto están ellos, muy felices y llenos de vida;  yo, de unos 8 años y una niña chiquita de dos años pegada al brazo de mi madre. Al ver a esa niñita se me vino a la mente el rostro de Nora, podía ser que ella sea mi hermana, sí, era muy posible ya que, después de la muerte de mis padres, me separaron de lo que más yo quería pero no me acordaba de que era; volví a sentir ese dolor al ver esa foto, además eso explicaría porque somos tan parecidas.

Al día siguiente, reuní a todo el grupo para organizar un plan para sacar a esos niños de ese horrible lugar en donde los encerraron. Pasó un año de intentos fallidos. El dictador se dio cuenta de que no íbamos a parar, seguir luchando era lo que queríamos. Bashtaler tampoco se iba a dejar derrotar tan fácilmente así que comenzó a investigar sobre el grupo revolucionario que podía mover a un pueblo entero.

Era la tarde del 20 de diciembre, 3 días antes yo había cumplido 18 años. Estaba acostada dibujando la carita de Nora en una hoja de papel blanco. De repente escuché disparos afuera de mi casa. Al inicio me asuste pero de todas maneras decidí salir de mi casa y ver que pasaba o si al menos podía ayudar en algo. Resultado de imagen para pistola dibujo facilAl salir me dí cuenta de que ellos me estaban buscando a mí! Los mismos soldados que antes se habían llevado a eso niños, ahora me querían secuestrar a mí también. Intenté correr pero antes de poder dar mi primer paso, un soldado me disparó en la pierna izquierda así que me desplomé en el suelo. El dolor era muy fuerte y ya no lo podía soportar, por lo tanto  me desmayé. Y no recuerdo que pasó después, solo sé que me desperté, muy débil, adentro de una bolsa mojada por toda la sangre que me salía de mi pierna.

Después de muchos intentos logré salir de la bolsa. Estaba en un cuarto oscuro y con mal olor. Me quedé sentada por un momento y me hice un torniquete para que mi pierna dejara de sangrar. Me sentía muy débil gracias a la sangre que había perdido pero, tenía miedo de quedarme ahí, así que decidí arrastrarme hasta la pared más cercana. Casi llegando, escuché el grito desesperado de un niño. Tomé todas las fuerzas que tenía y logré pararme. Aunque mi pierna me dolía demasiado, más fuertes eran las ganas de salvar a ese niño que, en mi mente estaba siendo golpeado o peor. Seguí caminando hacia donde yo creía que provenían los gritos. En la oscuridad, sin poder ver nada, encontré una puerta; intente abrirla por un tiempo y finalmente cedió. Adentro escuché más gritos, más fuertes y más intensos. Mi pierna ya no daba más, me dolía mucho y era muy difícil aguantar ese dolor así que me desplomé en el piso frío de ese lugar. Decidí arrastrarme, todavía siguiendo los gritos de esos niños. Finalmente toqué algo, creo que era el tobillo de una niña que se movía con miedo tras sentir mi mano en su tobillo. En la penumbra pude reconocer a la niña, era NORA.

Nos vimos mutuamente y al instante nos abrazamos. Poco a poco los otros niños se acercaban y me abrazaban mientras lloraban y suplicaban que les saque de ahí. Al día siguiente, ya todos estaban tranquilos así que decidimos hacer un plan para salir de ese horripilante lugar, donde niños electrocutaban a otros niños; los soldados les obligaban a trabajar injustamente y los niños estaban desnutridos ya que lo único que nos daban de comer eran las sobras de los almuerzos de los soldados y agua sucia o contaminada.Resultado de imagen para mapa viejo

Sin darnos cuenta, ya era un año desde que me metieron en ese infierno. Durante ese tiempo habíamos estado organizando un plan pero, siempre había una dificultad que nos obligaba a hacer todo de nuevo. Finalmente logramos hacer el plan perfecto, el plan que, con suerte, nos podía sacar de ahí. Una semana después lo llevamos a cabo.

Cuando los dos soldados abrieron la puerta para darnos el almuerzo, todos los atacamos, yo les dí una patada en la cabeza haciendo que se caigan y queden inconscientes en el piso. Les quitamos las llaves y luego salimos por la puerta abierta. Nos escabullimos por los pasillos y aunque eramos más de 20 personas, logramos salir al patio principal donde nos hacían escavar y buscar oro; los niños más pequeños le decían “LA MINA”; corrimos hasta “EL TÚNEL”, que era un camino que daba a la puerta principal, por donde debíamos salir para ser libres. Justo cuando estábamos cerca de la puerta, 5 soldados corrían hacia nosotros  por lo que tuvimos que correr hacia el otro lado. Finalmente logramos regresar a “EL TÚNEL” y con las llaves que les quitamos a los soldados, pudimos abrir el portón. Salimos de ese horrible lugar y todos llorabamos de emoción.

Resultado de imagen para paz

Al día siguiente, todo Primasol se levantó en contra del gobierno. Al fin y al cabo, cumplimos nuestro objetivo: hicimos que Bashtaler Cavanough y su gobierno dejaran de mandar. Ahora todos vivimos felices, los niños, anteriormente secuestrados van a la escuela y disfrutan de paz junto a sus familias. Finalmente me siento satisfecha con mi trabajo pero mi felicidad más grande es poder estar con mi hermana Nora.

Fin.

Anuncios

Un comentario en “La rebelión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s